Español English Deutch Asturianu Français Nederlands Português

Propuestas

ideasparaempezar-150x150

El tiempo en Asturias es siempre una sorpresa, pero en esta web se puede ver la evolución del mismo y programar así nuestra jornada.

Las actividades (incluso con lluvia: qué sería de Asturias sin ella?), son innumerables, desde la práctica de deportes en el medio natural (senderismo, canoas, caballos…), al turismo cultural, urbano, gastronómico o de comercio, pasando por el golf (tenemos un campo de 9 hoyos a 10 minutos de casa).

Con niños es recomendable disfrutar del río Sella en canoa o de una intensa jornada en un Parque de Aventura, visitar los dinusaurios del Museo del Jurásico en Colunga, los animales salvajes del Parque de la Naturaleza de Cabárceno o explorar la espectacular Cueva del Soplao en la vecina Cantabria, descubrir la fauna glacial y el fósil de un pequeño rinoceronte en el fondo de una cueva de Avín, jugar en la playa y recorrer el pueblo del “Doctor Mateo” (Llastres-Colunga), viajar en tren por un auténtico Poblado Minero de principios del s.XX…

Seguro que se lo pasarán en grande y para ellos será una experiencia inolvidable!.

agroturismodescubre-150x150

Date una vuelta paseando tranquilamente por los pueblos del valle o acércate a beber unas botellas de sidra acompañadas de algunos de nuestros excepcionales y variados quesos o una buena comida casera en cualquiera de los tradicionales chigres que encontrarás en tu camino. Y párate a conversar con los vecinos: te sorprenderá comprobar la cantidad de cosas que aún puedes aprender y la riqueza y el valor de unos códigos culturales muy vigentes.

Comprobarás, entre otras cosas, que la tradicional ganadería sostenible es aquí una actividad viva y podrás contemplar en su medio natural ejemplares de razas autóctonas de ganado, como las vacas asturianas de la montaña, la gallina “pita pinta” o los míticos ponis asturcones.

Incluso si te animas, podrás participar en alguna de las actividades agrarias o domésticas tradicionales: fabricación de pan o mermeladas, trabajos de la huerta, manejo de ganado, recolección de hierba, avellanas, castañas o manzanas… según la época del año en que nos visites.

Esta zona centro-oriental de Asturias es también conocida como la Comarca de la Sidra: aquí destaca el cultivo de la manzana en las llamadas pomaradas, con una viva cultura sidrera vinculada a los tradiconales llagares; siendo Nava– a apenas unos minutos por carretera desde nuestra casa-, la capital sidrera asturiana: en Nava se ubica el interesante Museo de la Sidra, tiene su sede la noble y Buena Cofradía de los Siceratores de Asturias, bullen las iniciativas y corre el amestao en el mundialmente conocido bar La Naveta, y todos los veranos se celebra un gran festival de relevancia internacional entorno a nuestra bebida nacional.

ENLACES:

Centro de Interpretación de la Sierra del Sueve (Gobiendes-Colunga)
Centro de Interpretación sobre el Gaitero de Libardón (Lliberdón-Colunga)
Museo de la Sidra (Nava)
Ruta’l Quesu y la Sidra (Asiegu-Cabrales)
Aula de la Miel (Alles-Peñamellera)
Cueva del Quesu (Arenas-Cabrales)
Museo Etnográfico del Oriente de Asturias (Porrúa-Llanes)
Ecomuseo de Beleño (Ponga)
Museo de la Madera (Casu)
Museo de los Bolos (Panes)
Centro de Artesanía (Poo-Llanes)
Museo del Asturcón (Villaviciosa)
Molín del Ríu Tendi (Sevares-Piloña)
Horros d’Espinaréu (Piloña)
Fuente de Fresnosa (Piloña)
La Casa del Tiempo (L’Infiestu-Piloña)
Museo de la Escuela Rural de Asturias (Viñón-Cabranes)
Museo del Pueblo de Asturias (Xixón)

viajaentren-150x150

¿Cuándo fue la última vez que te has subido a un tren para disfrutar de un viaje sin prisas?. Si te acercas a visitarnos desde alguna de las ciudades que configuran el área metropolitana central de Asturias (Oviedo, Gijón, Avilés…), puedes venir en tren en un recorrido verdaderamente privilegiado de una hora aproximadamente, atravesando la cuenca central asturiana, el corazón de su campiña. Tenemos estación de FEVE en Villamayor a 5 km. y la estación de cercanías en L’Infiestu no queda lejos de casa. Si quieres, puedes programarte un viaje en tren y nosotros iremos a esperarte a la estación, ¡sin compromiso alguno!.

turismourbano-150x150

La casa se encuentra muy próxima a los grandes núcleos urbanos del área metropolitana central de Asturias (apenas a 40 minutos por carretera de Oviedo o Gijón). Y una buena alternativa a pasear por un frondoso bosque de hayas bajo la lluvia es irse a visitar la capital de Asturias, Oviedo, para disfrutar de una excepcional oferta comercial y cultural de la más alta calidad. Las más importantes joyas del Arte Asturiano (la Cámara Santa de la Catedral, las iglesias del Monte Naranco o Santullano, la Fuente de la Foncalada…) se concentran allí; también es obligada la visita del Museo de Bellas Artes de Asturias o asistir y disfrutar de cualquiera de los numerosos conciertos de música que tengan lugar en alguno de los ciclos programados a lo largo del año (sinfónica, de cámara, ópera, zarzuela, etc.)

También la villa de Gijón es una buena opción, con el marinero barrio de Cimavilla, la playa urbana de San Lorenzo o el puerto deportivo, donde se ubica el Acuario y el Centro de Talasoterapia. Sin olvidar la villa de Avilés, con su Centro Niemeyer y un interesantísimo casco histórico apenas conocido.

turismocultural-150x150

Todos los acantilados de la comarca, desde Villaviciosa a Ribadesella, tienen gran interés geológico y paleontológico, siendo excepcionalmente ricos en ictitas, huellas fosilizadas de dinosaurios, destacando el espectacular Museo del Jurásico de Asturias en Colunga, de obligada visita con los niños.

Estamos en medio de una región en la que se enclavan algunos de los más importantes santuarios del Arte Paleolítico franco-cantábrico (desde Tito Bustillo hasta Altamira, ya en la vecina Cantabria) y a unos centenares de metros de la Cueva de El Sidrón: con sus casi 4 Km. de galerías, es la mayor cavidad asturiana excavada en calizas no carboníferas, por lo que tiene un alto interés geológico y bioespeleológico: la cueva alberga, además, el más importante yacimiento de Homo neanderthalensis de la Península Ibérica; el Hombre de Neanderthal es una especie de homínido perteneciente al mismo género al que pertenecemos los hombres modernos (Homo sapiens), que surge en Europa hace unos 230.000 años; la certeza acerca de su humanidad y el saber que ambas especies hemos coexistido durante miles de años hasta su extinción hace unos 30.000 años, hacen del Hombre de Neanderthal uno de los más apasionantes enigmas para la moderna paleoantropología, que el yacimiento de la Cueva de El Sidrón está ya contribuyendo a resolver. Por todas esta razones, la cavidad y su entorno ha sido declarada Monumento Natural por la Administración del Principado.

La vieja cultura celta que los romanos encontraron al llegar a estas tierras hace 2.000 años ha pervivido hasta nuestros días en la comarca, transimitiéndose a través de antiguas danzas y melodías, así como del manejo de los propios animales domésticos. Nuestros ponis asturcones están emparentados genéticamente con los ponis de las Islas Británicas y por su característico paso de ambladura fueron especialmente estimados por los romanos, el historiador Suetonio dice que entre los caballos preferidos del emperador Nerón había un asturcón. También pervive nuestra vieja cultura atlántica en las palabras, los topónimos y vocablos asturianos de raíz celta; en los tradicionales detalles decorativos que aún hoy adornan el típico calzado de madera asturiano (madreñes), las construcciones y el mobiliario tradicional (hórreos, casas, arcones…); en las leyendas y los mitos, así como en ciertas costumbres y rituales paganos vinculados a noches mágicas como la de San Xuan. A escasos metros de nuestra casa, en el pórtico de la iglesia de Samartín de Borines (del s.XVI, aunque ya mencionada en una donación del Rey astur Ramiro II, en el s.X), a la sombra de dos magníficos texos varias veces centenarios, existe una inscripción funeraria del clan ástur de los Ablaidacos. El texu (Taxus baccata) sigue siendo hoy como entonces el árbol sagrado de Asturias por excelencia y en el Sueve aún es posible contemplar el mayor bosque de tejos de toda Europa. Los ablaidacos fueron un clan o gens perteneciente a la tribu de los Luggones, los ástures trasmontanos que habitaron estas tierras; su etnónimo podría explicarse a partir de término céltico galés blaid, que significa “lobo”. En nuestro valle se han localizado restos de importantes poblados célticos fortificados (castros de Argandenes, Antrialgu, Viyao), así como valiosas joyas de oro, obras maestras de la orfebrería ástur, como la llamada diadema de Moñes.

El casi desconocido arte románico asturiano, eclipsado por el deslumbrante arte del Reino de Asturias, destaca especialmente en la comarca, con importantes muestras en la misma Villamayor (Piloña) o en el vecino Conceyo de Villaviciosa. Merece la pena descubrir y disfrutar con calma de estas pequeñas joyas, dispersas por el entorno típicamente rural del corazón de la campiña.

La comarca destaca asimismo por el gran número de casonas y palacios rurales, como la Torre l’Omedal (Miyares), el Placiu de Cutre (La Goleta), el Palaciu de Rubianes (Cerecea), o el Palaciu Sorribes (Sevares), residencia en muchos casos de emigrantes retornados de América a finales del XIX y principios del XX (los llamados indianos), en cuyo interior atesoraban fantásticas bibliotecas, cuyos ejemplares llegaban por mar desde Gran Bretaña y Francia, eludiendo la censura española, y de las cuáles de nutrió toda una generación de grandes ilustrados asturianos. Existe también una estela latina en el interior de la iglesia de Samartín de Borines que hace referencia a las propiedades salutíferas de las aguas sulfurosas y carbonatadas que aquí manan. El Balneario de Borines, fue uno de los más importantes centros de salud y recreo de todo el Cantábrico a finales del siglo XIX y a él acudieron importantes personajes de la vida política y social de la época.

actividadesdeportivas-150x150

Nuestra casa está enclavada en el Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve, en la cuenca del río Sella, rodeada de los impresionantes bosques y montañas de los Parques Naturales de los Picos de Europa, Ponga y Redes y muy cerca de las rías, playas y acantilados de la costa oriental asturiana.

En este entorno es posible practicar infinidad de actividades de aire libre, entre las que te proponemos:

– Descenso del Sella en canoa, Rutas a Caballo, Parque de Aventura…

– Itinerarios culturales, botánicos, senderismo, trekking, alpinismo, escalada, espeleología o descenso de cañones con la compañía de guías titulados.

– Fotografía de naturaleza y subacuática.

– Pesca deportiva en los salmoneros ríos Sella o Piloña.

– Golf en el campo del Palacio de Rubianes.

– Etc.